sábado, 26 de febrero de 2011

COSECHA PROPIA

Para Luciano (Cuando era bebé, hace casi ventiún años)

Nos descubre la mañana con los ojos bien abiertos,
asombrado vos del mundo y yo de vos asombrada.
No sé quien más sorprendido nos quedamos largo rato
tu mirada en mi sonrisa y mi alma en tu mirada.

Amanezco con tu vida hamacándose en mis brazos,
interrumpiendo mi sueño de manera irrespetuosa.
No sé si buscas mi pecho o es mi pecho el que te busca
como quizá sea la rosa quien busca a la mariposa

Entonces tu voz me grita un “ajó” rudimentario
y mis manos te levantan hacia el cielo y tus encías
se extienden ante mi vista igual que un blando horizonte,
impecablemente rosa, sin pájaros todavía.

Día tras día la fiesta va incorporando colores;
me vuelve a asombrar tu asombro y cada vez es más largo
el tiempo que nos pasamos tu mirada en mi mirada
tratando, infuctuosamente, de comprender el milagro.

Silvina Felice

No hay comentarios:

Publicar un comentario