domingo, 19 de diciembre de 2010

La GrataPalabrA del mes - Especial de Navidad

El Anochecer

De Mamerto Menapace

Bienaventurados los hacedores de la paz
porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Un sol que se ha ido regala su oro a la tarde. La paz profunda brota de la tierra. Se la siente en cada pájaro que navega lento, remando hacia su nido que sólo a él atrae.
Una paz que parpadea en cada ruido que se apaga dejando su lugar a esos otros ruidos de la tarde. Los grillos se olvidaron de engrasar los ejes de su canto; y en su canto parece que respira la tarde entera.
¿Por qué esa paz no logra ganarse en mi alma? Porque verdaderamente me siento triste. Me siento extraño a todos esos seres que beben de la paz de la tarde.
Me siento lejos. Sí, lejos. Como si al terminar el día no hubiera hecho mis deberes de escuela. Como si no hubiera derecho a ese recreo de paz. ¿Sabés, Señor? como si me hubieras puesto en penitencia.
Siento que las cosas son mejores que yo. Pero son más niñas, más inconscientes. No tienen tantas cosas que hacer como yo. Ellas terminaron su día, y ahora entran en la paz. Todavía no van a la escuela; no tienen deberes sin hacer, ni sin terminar. A ellas no las llamás para preguntarles un montón de cosas como me preguntás a mí. A ellas las llevás en brazos a la paz de la noche, a medida que se van durmiendo: como a los chicos. Conmigo empezás un diálogo. Un viejo diálogo. Por ello no gozo la paz. Siento que estoy despierto con vos, mientras las cosas duermen. Y es entonces cuando me siento con los deberes a medias: sin terminar.
Me siento lejos; muy lejos de mi niñez. Sobre todo en esta hora de la tarde.
Te dije que no gozo la paz. Pero la siento. Te siento cerca, que no te interesan tanto mis deberes sin hacer, cuanto yo mismo. Te siento a vos mismo, como si cansado de tu función durante el día como maestro, quisieras ahora buscar mi amistad.
A esta hora de la tarde te siento también a vos cansado, Señor. también vos buscás la paz. Pero para poder gozarla, necesitás construirla. Y me invitás a mí a que te acompañe a construir la paz de la noche, mientras a mi lado en la noche mis hermanitas, las cosas niñas, duermen con su respiración de grillos.
Una Luna overa viene gateando el cielo lentamente, hacia un nidito de estrellas que tiemblan en su constelación.
¡Señor de los grillos y las estrellas! ¿Qué te puede interesar mi mendrugo de paz, que venís a compartirlo? ¿Qué es el hombre, entre tus cosas niñas, para que te fijes en él y lo invites a compartir tu cansancio y tu responsabilidad de velar por la paz?
Como un hijo mayor, voy junto a vos con los ojos dilatados, noche adentro. Cuando despunte el alba: ¿descansaremos?

Del libro "Cuentos, relatos y parábolas "


Mamerto Menapace  Hijo de María Josefina y Antonio, noveno de trece hermanos, Mamerto Menapace nació el 24 de enero de 1942 en Malabrigo, región del Chaco santafesino, hoy norte de la provincia de Santa Fe, Argentina.
 Fue ordenado sacerdote por el entonces obispo de Nueve de Julio Antonio Quarracino.
Su obra literaria –cuentos, fábulas, poemas, ensayos bíblicos, narraciones, reflexiones- es publicada por Editora Patria Grande desde 1976 hasta la fecha, consignando 37 títulos, algunos de ellos muy conocidos y clásicos de la narrativa argentina.



Historia de los dos cerebros



Cualquier semejanza con la realidad no es pura coincidencia...


martes, 30 de noviembre de 2010

Clase introductoria a los talleres de Narración Oral 2011

}
El martes 30 de noviembre tuvo lugar la clase abierta introductoria a los talleres 2011 de GrataPalabrA. La lectura de un bello texto de Pablo Neruda fue el disparador para desarrollar una serie de sencillos ejercicios destinados a despertar el narrador oral  que todos llevamos dentro. La palabra fluyó con naturalidad  entre los asistentes y se disfrutó tanto de decirla como de escucharla. El juego fue una constante y a través de él conectar intimamente con la emoción fue sencillo y altamente gratificante.
¡¡Gracias a todos los que participaron de esta experiencia!! Los esperamos en marzo para el inicio de los talleres. Un abrazo.
                                                                            Silvina Felice

domingo, 7 de noviembre de 2010

La GrataPalabrA del mes

EL AMENAZADO
Jorge Luis Borges

Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir.
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. ¿De qué me servirán mis talisma­nes: el ejercicio de las letras, la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena amis­tad, las galerías de la Biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?

Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hom­bre se levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz.

Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír
tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.
Ya los ejércitos me cercan, las hordas.
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)
El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo.

Tomado de”Palabras escritas para vos” – Ministerio de Educación – Presidencia de la Nación – Buenos Aires, 2009

Texto incluído en “El oro de los tigres”.
® Jorge Luis Borges
Nació en Buenos Aires en 1899, y murió en Ginebra, Suiza, en 1986. Es uno de los autores más considerados y admirados del mundo entero. Perteneciente a una familia muy culta, vivió algu­nos años de su«juventud en Europa. Lentamente, y como su padre, fue perdiendo la vista. En 1955 fue nombrado director de la Biblioteca Nacional. Su obra completa es fundamental para la lite-atura argentina, y algunos de sus cuentos más populares son: El sur, Funes el memorioso, ElAleph, El hombre de la esquina rosada.

TE DOY MI PALABRA 9 - El Festival Internacional de Cuentacuentos más largo de la historia de la narración oral

Por Claudio Ledesma

Fragmentos tomados de "Agenda Semanal" con autorización del autor.

Sí, fueron dos meses y medio.
Abarcamos 14 extensiones en 14 provincias, para el año que viene se tienen proyectadas 18 provincias y una sorpresa que la sabrán al final. O sea que Te doy mi palabra, Festival Internacional de Cuentacuentos no sólo sigue creciendo, sino que llevamos la narración oral a provincias dónde nunca antes había existido el género, como Jujuy por ejemplo.
 
Además que el Instituto Nacional de Teatro haya incorporado a la narración oral como nuevo género artístico, ha sido el mayor logro conseguido por este Festival.
 
Cuando allá en el año 2001 decidimos llevar el género a los teatros, porque estábamos convencidos de su carácter artístico y, por lo tanto, de su autonomía, de una identidad que lo distingue género tanto de la escritura literaria, de  los libros, la promoción a la lectura, etc., etc. etc.
Fue así que tomamos las principales salas de teatro de cada zona, porque queríamos un público autentico, virgen, que descubra y se enamore de este hecho teatral. De esa forma jerarquizar el arte de contar cuentos.
 
Parte de los invitados de esta novena edición, comenzaron en Córdoba. Allá a mediados de agosto, con el Festival de la localidad de Porteña y más tarde con Cuentopalabra, en sus tres formatos: encuentro, festival y foro teórico.
 
Te doy mi palabra 9 inició en Buenos Aires, del martes 14 al lunes 20 de septiembre, participaron en esta edición: María Eugenia Márquez y Juan Carlos Pinto de México, Miguel Fo, Javier Escudero y José Miguel García Sánchez de España, Elvia Pérez de Cuba, Roberto Espinal de Bolivia, Jonathan Lennis, María Teresa Agudelo, Mayerlis Beltrán y Fernando Cárdenas de Colombia, y Enrique Argumedo de Perú. La provincia de Misiones estuvo representada por Gricelda Rinaldi y Olavarría por Maribel García, Mónica Badoglio y Silvia Farña.
 
Agradecemos el apoyo de la Dirección de Arte y Cultura de la Municipalidad de Morón, El Teatro Gregorio de Laferrere, la Secretaría de Cultura y Educación de la Plata, la Boutique del libro de San Isidro y el Espacio Disparate Violeta de Lanús.

Gracias a los municipios que no nos apoyaron porque pudimos darnos cuenta que el Festival se sostiene solito, que es un hijo muy independiente y maduro. Que a veces se nos escapa de la mano y hace lo que quiere, como ser por ejemplo en la función de cierre. Aquí como padre, me toca pedir disculpas por el desborde. Seis horas antes del horario de la función de cierre ya no quedaban entradas, se habían vendido casi doscientas localidades.
 
¿Pero saben un secreto?
Este hijo creció tanto gracias al amor y al trabajo de Cristina Villanueva, Marta Millicay, Liliana Bonel, Claudio Pansera, Hugo Corrias y de los nuevos padres que se hicieron cargo más que nunca: Carlos Maps, Juan Ignacio Jafella, Lili Bassi, Marita von Saltzen, Raúl Cuevas, Vivi García y Betty Ferkel.
Así finalizamos en Buenos Aires el lunes 20 de septiembre.
 
En el medio de tanta felicidad, como todos los años, se llevó a cabo la extensión a Santa Fe, Liliana Bonel, Sasa Guadalupe y el Grupo Primigenius fueron los enviados a representar a Te doy mi palabra en esa provincia.
 
El  martes 21 de septiembre la primavera se anunció, el grupo se dividió y fueron a perfumar la extensión de Olavarría y los museos de los pueblos María Eugenia Márquez (México), Elvia Pérez (Cuba), José Miguel García Sánchez (España), Javier Escudero (España), Alejandra Oliver Gulle (Córdoba) y Eduardo Chaves (Córdoba). Todos iluminados por la compaña de Luz Marina Zambrano, esposa de Javier Villafañe y de la mano de Maribel García, mi cómplice.
 
Mientras otro grupo nos íbamos al sur, a la extensión de Chubut en Comodoro Rivadavia.
Miguel Fo (España), Roberto Espinal (Bolivia), Jonathan Lennis (Colombia), Juan Carlos Pinto (México), todos escoltábamos a nuestra única flor: Gricelda Rinaldi (Misiones).
Allí las funciones se desarrollaron en centro culturales, salas de teatro y escuelas,.
Natalia Salvador fue nuestra elegida para llevar adelante la logística. Una logística impecable y hermosa, como ella. Llena de colores, como la primavera
 
El sábado 25 de septiembre volamos del sur al norte.
Todos nos reencontramos para iniciar nuestro recorrido por el noreste argentino.
A este grupo se sumaron tres colombianos más, Javier Ceballos, Mayerlis Beltrán y Fernando Cárdenas para Chaco y Corrientes. En estas dos provincias por primera vez se realizó Te doy mi palabra, Festival Internacional de Cuentacuentos, de esa forma quedaron incorporadas como nuevas extensiones.
Luego en Misiones la familia siguió creciendo porque se incorporaron Alicia Perrig de Córdoba, Monchi Zonis de Entre Ríos y Karina Hermida de Uruguay.
Este año, esta extensión bajo el nombre de "Tutú Marambá" dio un salto importante, funciones infantiles con 400 niños y funciones para adultos a sala llena. También se llevo el Festival a espacios no convencionales como ser cárceles, institutos de menores y el cierre tuvo lugar en las ruinas de San Ignacio.
¿Qué más se puede pedir?
Ir a Cataratas.
Y como a mi los sueños siempre se me convierten en realidad, el año que viene llevamos el Festival además de Posadas, a El Dorado y por supuesto, a las Cataratas de Iguazú.
Gricelda Rinaldi, mi partener, puede dar fe que estoy trabajando en ello.
 
 
Luego regresamos todos a Buenos Aires a sacar la ropa sucia de la valija y volver a cargarla con ropa limpia.
¿Por qué?
Porque a Elvia Pérez, Miguel Fo y José Miguel García Sánchez, lo esperaban en la Feria del libro de Chos Malal, Neuquén.
 
Y a mí en el Congreso Internacional de Literatura Infantil organizado por el Centro Cultural de España en Santiago de Chile. Sin contar que antes tuve que pasar por Osorno, Puerto Varas y Puerto Mont a realizar talleres y funciones. Pero ese es otro cuento maravilloso.
 
 
En el noroeste argentino la directora artística convocada por mí para coordinar las acciones con Tucumán, Salta y Jujuy fue Patricia García y el grupo "Los cuenteros: narradores tucumanos", integrado por Soledad Pereyra, Alejandra Jiménez y Daniela Villalba. Un espectáculo para los ojos estas sacerdotisas de Onan.
Lo interesante de Jujuy fue que nunca había llegado ningún cuentacuentos, quizás porque es la última provincia, siempre es un poco olvidada. Nosotros éramos los primeros.
La logística estuvo a cargo de Erwin Sebastián Ruiz y su grupo de teatro. Fue interesante porque todos los participantes de los talleres eran jóvenes actores profesionales que llevan adelante el movimiento teatral en Jujuy.
Ellos mismos, sus alumnos y el público acudía cada noche a las funciones en la sala.
Funcionó tan bien el Festival allá, que para el año próximo están proyectadas como sedes de esa extensión Tilcara, la Quiaca y Humahuaca.
 
 
 El Festival era una fiesta, una verdadera fiesta donde cada día compartíamos y nos reencontrábamos con colegas, con el público, con amigos, en geografías y climas tan diversos. Pero el acto fue siempre el mismo, la entrega fue la misma.
 
El jueves 4 de noviembre parto para Bahía Blanca, junto con Elvia Pérez porque Maryta Berenguer nos invito al Encuentro de Narradores Orales que organiza allá.
Luego en 15 días parto para Cuba para la segunda versión de Cuenta Habana y a mediados de diciembre, nuevamente a Chile, al "Ciclo de Video Conferencias" que se proyectan al mundo sobre Literatura Infantil organizado por la Biblioteca de Santiago.
   
 
PD. El año que viene celebramos la edición número 10 de Te doy mi palabra, Festival Internacional de Cuentacuentos. 10 años de Festival, así que pensamos tirar la casa por la ventana, 18 provincias serán sedes y además un país, Chile.
Sí, llevamos Te doy mi palabra 10, Festival Internacional de Cuentacuentos a Chile, se realizará en Santiago, Valparaíso, Viña del Mar y San Felipe.

 CLAUDIO LEDESMA
Representó al país en Festivales Internacionales de Narración Oral de Chile, Uruguay, Colombia y México. Coordina el taller y seminario Rayuela, el arte de contar cuentos a nivel privado y en distintas universidades. Fue narrador contratado por la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, por la Dirección General del Libro y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Creó y dirige la publicación Te doy mi palabra: noticias de los cuentacuentos y es Director del Festival Internacional de Cuentacuentos de Argentina.
Todas las noches cuenta cuentos en el micro "Dulces Cuentos" que se emite por Canal 2 de Villa Gesell.
Trabajó como narrador oral para las empresas Raimos y Craver Olanis.
Es docente de narración oral contratado para el Diplomado de Expertos en Literatura Infantil y Juvenil que se imparte en Universidades de Chile, Perú, Brasil y Colombia. 

lunes, 1 de noviembre de 2010

Los entierros de los Murilllas

Premio Especial de Monólogo Teatral Hiperbreve - Concurso Internacional de Microficción “Garzón Céspedes” 2008. (Enviado gentilmente por Francisco Garzón Céspedes para GrataPalabrA).


Autora: Marianela Alegre - Santa Fe - Argentina -

La actitud del actor es jocosa, el discurso es rápido haciéndose más lento hacia el final, el tono ácido, las frases entre paréntesis indican una acentuación del mismo.

HOMBRE:

Con los entierros los Murillas hacemos como con los casamientos, vamos todos aunque sepamos que vamos a llegar para cuando estén sellando el cajón, que es el momento más dramático.  Es que a nuestros muertos les gusta dejarnos a cada quien lo suyo.

Ni bien recibimos la noticia, trepamos a los automóviles y viajamos.  Como para el funeral de mi viejo, en el que además viajó él (sus cenizas, se entiende), en una cajita pesada, sobre el asiento del auto, escuchando putear a mi hermano por la neblina, pelear a mis sobrinos con mis hijos, viendo comerse las uñas a mi hermana, que se la pasó revoleando el permiso de circulación que nos dieron en el cementerio en cada caminera que cruzábamos (aunque nadie nos pedía nada) y lloriquear un poquito a mamá, como corresponde a toda viuda decente.

Como decía, viajamos todos por no llega tarde a la repartija, no de los campos, porque a los campos los perdió el bisabuelo Ramón por negarse a pagar los impuestos, sino del muerto, y es que, mientras todo ocurre: el desfile de amigos, vecinos, “sandwichitos” y colados, nos reímos de todas las que hizo el finado. Nos reímos tanto que se nos caen las lágrimas, es por eso que parece que lloramos, nos reímos, porque no somos muy amigos de las lamentaciones y además porque nos gusta poco llorar. Pero sobre todo, porque en nuestra familia los muertos tienen un compromiso con los vivos: el de repartirse entre los que quedan, y es el que aparentemente se fue el que nos hace reír, cuando se nos adentra despacito, para dejarnos alguno de esos gestos que se repiten una y otra vez en mi familia, alguna de esas frases que pasan de tías a sobrinas, esa manía de pasarse las manos por el flequillo o de tocarse las bolas a cada rato, que tuvo que venir a heredar mi hijo. De esa forma nuestros muertos se quedan vivitos y coleando en cada uno de nosotros, y al cementerio, sólo llevamos la caja sobre la que llora, de risa, también el finado.

sábado, 30 de octubre de 2010

EL "NANO" EN UN ORIGINAL TRABAJO

Liliana, Historia de Babar y Viaje a la luna, narraciones con música, es un disco editado por la compañía discográfica Audivis Ibérica en 1997.
Es un disco en el que Joan Manuel Serrat muestra su faceta como narrador de cuentos, por esta razón el disco es conocido como Serrat narrador, fue grabado en una doble edición en lengua castellana y en lengua catalana, supone una rareza dentro de su discografía.
Grabado con la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña (OBC) bajo la dirección musical de Salvador Brotons.

domingo, 17 de octubre de 2010

DIA DE LA MADRE

Legado (Para Luciano y Paula, mis hijos)



 Lo que tengo te doy a manos llenas:
mis caricias, mi amor, día tras día.
En vos mi alma entera se vacía
para hacerse de luces y poemas.

¿Sabés? Mamá también ha sido nena
y las cosas no fueron muy sencillas,
por eso es que notás que  a veces brilla
en mis ojos la sombra de una pena.

Pero lejos de atarme a su cadena
me vuelvo hacia tus alas, mariposa.
Tengo para ofrecerte algunas rosas
 que me quedan aún y que están buenas.

Ellas ,que no aceptaron la condena,
pueden tener espinas dolorosas.
Perdoname y quedate con las rosas.
¡Lo que tengo te doy a manos llenas!

             Silvina Felice

jueves, 7 de octubre de 2010

Sobre el arte de narrar cuentos

Por Silvina Felice

“Lo peor es él vértigo. En el vértigo no se dan frutos ni se florece… En el vértigo todo es temible y desaparece el diálogo entre las personas: no hay tiempo. Lo que nos decimos son más cifras que palabras, más información que vida.”

       Ernesto Sábato (La Resistencia)



Vivimos una época en la cual todo pasa muy rápidamente, donde hay una sobreabundancia de imágenes visuales que nos bombardean desde diferentes lugares y la palabra ha sido reducida en su uso a lo necesario para funcionar en esa cotidianeidad.  La narración oral de cuentos instala un tiempo diferente en medio del vértigo al que alude Sábato. Un tiempo blando, sin urgencias, que fluye naturalmente en la voz del narrador.

 La palabra recupera en él la belleza que le niega la prisa y es así fuente de disfrute, tanto para quien la dice como para quien la escucha. Brilla para ambos con todo su poder,  despertando sensaciones, emociones y haciendo posible una comunicación real, profunda. Pronunciada en este contexto es semilla que cae en buena tierra. Quien la da y quien la recibe son transformados por ella, enriquecidos con nuevos significados. Porque esta viva engendra vida. La voz del narrador se convierte  en portadora de lo luminoso y sagrado que tiene la palabra y la comunicación es, entonces, verdadera comunión.

 Todos lo que hemos contado y oído historias podemos dar fe de esto. Desde mi rol de narradora lo ratifico y agrego que, contar cuentos a viva voz, es una experiencia liberadora, dado que nos permite soltar en presencia del otro nuestras emociones, nuestras sensaciones, nuestro cuerpo (que habla y mucho). Y cuando nos sentimos libres para decir y hacer nos sentimos libres para ser. Al ser libres para ser, la barrera que nos separa de los demás desaparece posibilitando que el público se identifique con el narrador y su historia.

  Y así la palabra, rescatada del vértigo que la empobrece, vuelve cumplir con su tarea por excelencia: la de acercarnos.

                                                                                                

sábado, 2 de octubre de 2010

EL CUENTO DEL MES

EL LADO OSCURO DEL CORAZON

OLIVERIO GIRONDO

No sé, me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija.

Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! - y en esto soy irreductible- no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretenden seducirme!

Esta fue - y no otra - la razón de que me enamorase tan locamente, de María Luisa.

¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos?

¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo y sus miradas de pronóstico reservado?

¡María Luisa era una verdadera pluma!

Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina, volaba del comedor a la despensa.

Volando me preparaba el baño, la camisa. Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...

¡Con que impaciencia yo esperaba que volviese, volando de algún paseo por los alrededores! Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado. "¡María Luisa! ¡María Luisa!... y a los pocos segundos, ya me abrazaba con sus piernas de pluma, para llevarme, volando, a cualquier parte.

Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia que nos aproximaba al paraíso; durante horas enteras nos anidábamos en una nube, como dos ángeles, y de repente, en tirabuzón, en hoja muerta, el aterrizaje forzoso de un espasmo.

¡Que delicia la de tener una mujer tan ligera... aunque nos haga ver, de vez en cuando las estrellas! ¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes... la de pasarse las noches de un solo vuelo!

Después de conocer a una mujer etérea, ¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? ¿Verdad que no hay una diferencia sustancial entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?

Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender la seducción de una mujer pedestre, y por más empeño que ponga en conseguirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar.


Oliverio Girondo. 
Poeta argentino nacido en Buenos Aires en 1891, en el seno de una familia adinerada que le procuró una esmerada educación en importantes centros educativos europeos. Estudió Derecho, y muy pronto, a raíz de sus contactos con los poetas exponentes de la vanguardia europea, publicó en 1922 su primer libro de poemas, «Veinte poemas para ser leídos en el tranvía», seguidos luego por «Calcomanías» en 1925,  «Espantapájaros» en 1932, «Persuasión de los días» en 1942, «Campo nuestro» en 1946 y «En la masmédula» en 1954, obra que  constituye en su trabajo más audaz en el campo de la poesía.
Al iniciarse la década de los años cincuenta, guiado por su interés en las artes plásticas, incursionó en la pintura con una marcada tendencia surrealista, gracias a su profundo conocimiento de la pintura francesa.
En 1961 sufrió un grave accidente que le disminuyó sus condiciones físicas.  En 1965 viajó por última vez a Europa y a su regreso a Buenos Aires,  falleció en 1967.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

CAROLINA RUEDA - Narradora colombiana - EL PAJARO DE LA LIBERTAD

Colombiana, palabradora, palabrera, verbalistica, barroca, desvergonzada, provocadora, explicativa, palabrante, y en su más profundo sentido, armadora, arquitecta, obrera de herramienta, ocupa-tiempo, imaginera, y enamoretas.

Ha descubierto la prueba de esta descripción en lugares a los que se llega en todo tipo de vehículos motores y automotores.Olfativa como sabueso, aprende según los públicos, los recursos de la memoria. Popular como los paseos de río, las historias venidas de distintos caminos, se tejen con calidez.

Miembro de la Red Internacional de Cuentacuentos.


Hacé clic sobre este link para verla y escucharla:

martes, 28 de septiembre de 2010

Las ventanas

De Spleen de París
Por Charles Baudelaire
Traducción de Joaquín Negrón Sánchez,
2º edición, 1998, 
 España (Madrid).    
 Visor Libros





 Quien desde fuera mira a través de una ventana abierta, jamás ve tantas cosas como quien mira una ventana cerrada. No hay objeto más profundo, más misterioso, más fecundo, tenebroso y deslumbrante que una ventana tenuemente iluminada por un candil. Lo que la luz del sol nos muestra siempre es menos interesante que cuanto acontece tras unos cristales. En esa oquedad radiante o sombría, la vida sueña, sufre, vive. 

  Por sobre las olas de los tejados, acierto a entrever a una mujer madura, arrugada ya, pobre, perpetuamente enfrascada en su tarea y que nunca sale. Con su rostro, con su atuendo, con sus gestos, con apenas nada, he reconstruido la historia de esta mujer, o quizá fuera mejor decir su leyenda, y de vez en cuando, entre lágrimas, me la recito a mí mismo.

  De haber sido un pobre anciano, habría reconstruido la suya con la misma naturalidad.

  Y me acuesto, satisfecho de haber vivido y padecido en la piel de otros.

   Y tal vez me digan: "¿Cómo sabes que esa leyenda es la verdadera?". ¡Qué me importa la realidad que se halle fuera de mí, si me ha ayudado a vivir, a sentir que soy y lo que soy.

martes, 21 de septiembre de 2010

CLASE ABIERTA INTRODUCTORIA A LOS TALLERES 2011


¿Por qué hacer un taller de narración oral?

La oralidad es una instancia  comunicativa básica en el  hombre. Considerando a la narración oral como un acto de comunicación  podemos afirmar que es una herramienta útil para:

·         Desarrollar habilidades que nos permitan  transmitir un mensaje  con mayor eficacia.
·        Adquirir seguridad en el uso de la palabra hablada.
·        Ampliar la mirada para descubrir las múltiples posibilidades que ofrece un texto.
·        Recuperar la memoria colectiva.
·        Enfrentar las propias inhibiciones.


Considerando a la narración oral como un hecho artístico podemos afirmar que propicia:

·        La búsqueda interna personal.
·        El enriquecimiento emocional.
·        El desarrollo de la creatividad.
·        El desarrollo de la imaginación.
·        La recuperación  y revalorización del espacio de juego

¿QUÉ ES LA NARRACIÓN ORAL?

Según Francisco Garzón Céspedes la narración oral  “…es el arte del cuentero de todos los tiempos. Desde el cuentero de la tribu al cuentero campesino, suburbano o urbano, desde el cuentero que cuenta con toda la comunidad hasta el familiar (conversador o cuentero de la cotidianeidad, sin intencionalidad artística expresa, que es el origen de todos los que cuentan  artísticamente). Es el testimonio del contador de historias, el multifacético prodigio del chamán, el griot, el fabulador árabe, el juglar y de sus semejantes,  que se  reúnen a contar para que como asombro fulguren la palabra, la voz y el cuerpo o gesto”….
…”La narración oral artística es un acto de comunicación, donde el ser humano, al narrar a viva voz y con todo su cuerpo, con el público (considerado un interlocutor) y no para el público, inicia un proceso de interacción en el cual emite un mensaje y recibe respuesta, por lo que no sólo informa sino que comunica, pues influye y es influido de inmediato, en el instante mismo de narrar, para que el cuento oral crezca con todos y de todos, entre todos”.
La narración oral artística es un arte vivo, de siempre, donde el ser humano, al narrar a viva voz y con todo su cuerpo, reinventa el cuento para contarlo oralmente cada vez distinto, con cada público interlocutor, y donde participa de un proceso creador que motiva con el cuento que cuenta y que es por siempre un proceso oral artístico en movimiento, en transformación”.

FRANCISCO GARZÓN CÉSPEDES



Francisco Garzón Céspedes


·         Nace: 19 de julio de 1947
·         Lugar: Camagüey, Cuba

     Escritor, periodista, profesor y director escénico cubano. Famoso narrador oral artístico es el más importante teórico en esta especialidad. Garzón Céspedes es el Director General de la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica con sedes en México y España, y tiene publicados treinta y dos libros de poesía experimental, narrativa, teatro, testimonio e investigación teatral, así como de teoría y técnica de la oralidad artística en tres continentes. Dos de sus libros son "Oralidad escénica" y "Una historia improbable y otros textos dramatúrgicos" .